Preicfes y Preuniversitario popular para el territorio de Pasquilla de la localidad de Ciudad Bolívar

Pasquilla

Territorio ubicado en la localidad Ciudad Bolivar - Bogotá

Equipo Vida y letra

Estudiantes Universitarios y profesionales.

Trabajo barrial

Primer trabajo comunitario del colectivo - Alfabetización dirigida a persona mayor

Club de Lectura

Iniciativa realizada en Pasquilla

jueves, 13 de julio de 2017

60 años de lucha en Sumapaz (Sintrapaz)



El pasado 1 de julio de 2017 se llevó a cabo la conmemoración del aniversario número 60 del Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz (SINTRAPAZ), sindicato que lleva 60 años luchando por la dignidad de los campesinos y campesinas de este gran territorio.     Este evento se llevó a cabo en el corregimiento de San Juan en la localidad 20 de Sumapaz para reconocer y homenajear a los luchadores y luchadoras del movimiento Agrario que continúan combatiendo desde la siembra y la dignidad por el respeto a su tierra y a su futuro.

Con el silencio de los fúsiles en el marco del fin del conflicto armado en Colombia, el sindicato actualmente apuesta su esperanza al proceso de paz y esperan seguir trabajando para cuidar su territorio y el agua; con la terminación del conflicto la apuesta también es persistir por una Reforma Rural Integral, en la que primen los intereses locales de los campesinos y campesinas y que se dejen de lado esos intereses económicos  por parte del Estado que derivan en deteriorar los ecosistemas de la  región, intereses como los de la megaminería y el ecoturismo que pone en riesgo el equilibrio ambiental y causan daños irreparables a un ecosistema tan importante como es el páramo.

Los campesinos luchan para evitar que el páramo más grande del mundo se convierta en una atracción turística.   Los testimonios afirman que el interés de Estado no ha determinado las consecuencias que pueden traer a futuro estas actividades. Se  quiere evitar las deplorables experiencias de sistemas frágiles, entre ellas las serranías del Cocuy y la de la Macarena que han sido cerradas por la contaminación turística, ocasionado con ello el deterioro de estos ecosistemas. 

En el evento estuvieron presentes las familias que heredaron la permanencia en el sindicato como orgullo de la región y algunos delegados de organizaciones sociales, ambientales y comunitarias que han unido fuerzas junto al trabajo del sindicato. 

Entre los presente estuvieron miembros de la UP,  historiadores, caricaturistas entre otros;  en cuanto al espacio musical se destacó la presentación de Julián Conrado, cantante vallenato y representante de las FARC- EP,  quien nos reitero que la Paz no tiene reversa.   A esa celebracion se sumaron grupos musicales de la región  y  acompañado de un gran bingo que tuvo su premio mayor a las tres de la mañana, hora donde el baile y la celebración  deleitaba a todos los asistentes.  

La  Colectiva Vida y Letra estuvo presente en la conmemoración,  compartiendo el reconocimiento y las alegrías de los campesinos que día a día luchan por su territorio y la dignidad del campesinado en Colombia.    Se ando el páramo desde el sábado a la una de la tarde.  El punto de encuentro fue en Usme en un transporte que lleva a los ciudadanos rumbo al corregimiento de San Juan.   No lo creeríamos, pero la localidad más grande de Bogotá está llena de magia traducido en grandísimos frailejones, junto a un pueblo trabajadador que vive por su territorio. 

Nuestra llegada fue a las seis de la tarde, recorrimos sus calles, sus casas y  sus mensajes de dignidad.  Nos adentramos posteriormente al salón comunal a  homenajear la lucha digna de Sintrapaz hasta el otro día cuando de nuevo las rutas de transporte nos devuelven a Usme para decirnos gracias por entender que el páramo tiene defensores que desde su cotidianidad se han organizado en Común unidad.  

Primera Asamblea Colectiva Vida y Letra



Sábado 17 y domingo 18 de junio de 2017
Corregimiento de Pasquilla - Pasquillita
Localidad Ciudad Bolívar, Bogotá




Tenemos el inmenso honor de presentarles la primera asamblea de la Colectiva Vida y Letra que se reunió para reconocer y autoreconocerse como miembros de un grupo que transcurrido algunos meses se ha encontrado para trabajar en común con y para  la comunidad de Pasquilla.

Nos planteamos una jornada de dos días en la zona rural de Pasquilla para socializar, acampar, conversar, construir, hacer escuelas internas de formación y  entre todas y todos construir la Declaración Constitutiva de Vida y Letra.

Jornada de Afianzamiento
Esta primera asamblea reconocio talentos y se trazó un plan para llevar a cabalidad esta primera asamblea,  luego de concluir en la mañana del sabado la novena semana del PIP que se desarrolla en Pasquilla, zona rural de la localidad de Ciudad Bolívar.

Para el día sábado la jornada empezó desde las 10 de la mañana con la organización de la finca, y la excavación de un jincho  a varios metros de la casa de campo por intermedio de la pala y una garlancha.

Llega el momento de almorzar,  de reunir los materiales e ingredientes asignados previamente a cada compañera y compañero de la colectiva, llego el momento de armar nuestras respectivas carpas para pasar la noche y ante todo aprovechar la luz natural del sol que en la noche no encontramos; también llego el momento de caminar cuesta abajo en medio de un campo inmenso: lleno de mucho verde, barro y de total armonia  para llegar luego de casi una hora de camino a una fracción del nacimiento del rio Tunjuelo, ese que metros más abajo llega a lo urbano y se convirtiérte en una alcantarilla abierta víctima de la desidia y el abandono de esta sociedad que vierte a diario residuos a eso que emerge vida.

En el trascurso de la tarde realizamos la Escuela de Genero "Pensando y actuando contra la violencia de genero"  con la intencion de cuestionar, mejorar, y transformar las relaciones desde la cotidianidad.




Mística
Para terminar el día sábado el pollo, el agua de panela, el arroz fueron cómplices de una mística al calor del fogón de la cocina para reconocernos como sujetos saliéndonos de la zona de confort que el patriarcado nos ha construido en la misma.

Las y los participantes formaron un circulo, cada uno dibujo un corazón que ocupo la totalidad de la hoja. Se recorto con las manos el corazón, y se rasgo por la mitad formando dos partes, sin importar si quedaron bordes irregulares.

Luego de ser rasgado se formo un montículo con las mitades bien mezcladas. Asi se formo parejas según coincidian las partes.   Un miembro de una pareja  cubrio los ojos de la otra persona.  Éste procedio a realizarle un masaje en el cuello, algo sencillo, sin mucha técnica. La idea fue hacer un momento agradable y relajante. Luego del masaje en el cuello, se procedio a los hombros y a la espalda. De allí la persona decidia si le masajean las piernas, brazos, pies. Todo esto se realizo siempre con los ojos cubiertos de quien recibia el masaje

Luego que se terminaron estos masajes la persona que lo recibió, realizo el mismo proceso con su pareja, siempre con el consentimiento de la otra persona. 

Finalmente, se pìdio  que hablaran acerca de sus experiencias, sobre su orientación sexual, la manera en la que viven su género, qué criticas tienen respecto a eso, cómo fue su experiencia desde niños(as), cómo descubrió sus preferencias. La esencia fue hablar de la deconstrucción de géneros, comprendiendo que frente a nosotros(a) hay un otro, un cuerpo y un ser que ha estado atrapado en códigos impuestos y normalizados en la sociedad, generando  distancia y miedo.

El reinicio de un nuevo día
El día domingo los miembros de la colectiva despiertan, desayunan, desarman sus camping y se alistaron para declarar la constituyente de Vida y Letra.

Fueron cuatro horas de dialogo, posturas y argumentos que desde el afecto permitió construir un documento que nos da una guía y  fortalece nuestros caminos comunes al  revisar un proyecto que para este año se echa a andar con más fuerza al incluir nuevos miembros que actualmente trabajan desde nuevas apuestas educativas en el territorio de Pasquilla.

El maní, las galletas, la mermelada, el agua de panela, el lulo y el calor estuvieron presentes para declarar entre todas y todos nuestro documento dialógico constituyente de la Colectiva Vida y Letra.  Paulo Freire, uno de los pedagogos más influyentes de América Latina dijo: "La educación no cambia al mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo.".

Esto es Vida y Letra.



lunes, 10 de julio de 2017

Tejiendo raices


Educación Popular es  incidir en el territorio, generar afectos y creer que nuevos mundos si son posibles.

Esta fue parte de nuestra participación en el segundo encuentro por la paz que se celebro en Pasquilla el pasado 9 de julio de 2017 donde la unidad nos permitió ser parte de una actividad que solo tenia la intención de integrar a la comunidad.





miércoles, 3 de mayo de 2017

Renace la esperanza








El día esperado llego, era 29 de abril de 2017.     Inicio un nuevo proceso barrial desde el Colectivo Vida y letra.    Aún no lo podía creer pero esta idea se materializo desde un puñado de jóvenes que se movilizaron ante la idea de construir desde la educación popular en un sector rural que por curioso que suene, se ubica en Bogotá.

El día llego, era sábado, eran las 5  mañana y la misión era una sola: llegar a Pasquilla.  El medio  siempre ha sido transmilenio.  Llegue hasta el portal el Tunal algo tarde a lo acordado con mis compañeros de grupo.   

Eran ya las 7:30 teníamos que salir del portal y así fue, por suerte llego Diego Martínez y nos embarcamos a iniciar nuestra conquista.   -Alimentador y luego Sitp-   Estuvimos de suerte,  ni idea por qué.  Lo que conozco es que estos buses de servicio público agotan hasta el más paciente, pero este sábado esa verdad se quebro.    

El grupo llego a las 8:40 de la mañana a Pasquilla.  Tarde, pero por fortuna un compañero que se une a este proceso ya estaba allí. Esteban quien sube a la vereda en Bicicleta.  Inspirador.  Estaba también Armando, habitante de la vereda,  el compañero que me motivo a no perder la esperanza y junto a mi amiga Francy me invitaron a Pasquilla, me invitaron a seguir.

Llegamos, salude a los jóvenes que estaban en el colegio rural de Pasquilla, debo confesar – imagine que se habían ido-  estaba avergonzado por llegar tan tarde a la cita, pero al verlos me di cuenta que nos esperaron porque esto valía la pena.     Llego el día para arrancar, llego el momento de abrazarnos en la fraternidad, en la solidaridad y en la esperanza.  

Felix Armando Melo

Comenzo una nueva historia







El Colectivo Vida y letra inicio el proceso del preicfes y preuniversitario que se desarrollará en Pasquilla, vereda de la localidad de Ciudad Bolívar este sábado 29 de abril de 2017.

Los sueños continúan y permiten reivindicar una educación alternativa.

Con ustedes nace PIP Pasquilla,  un puñado de personas que se piensan el país y se niegan a perder la esperanza